Guí­a definitiva para generar una estrategia de Marketing Digital Efectiva
25 May 2018

Guí­a definitiva para generar una estrategia de Marketing Digital Efectiva


Una estrategia de marketing digital es el plan de acción que te ayudará a conseguir tus objetivos a través de esfuerzos en marketing online. Crear una buena estrategia no tiene porque ser complicado; sin embargo, si es importante tomar en cuenta una serie de factores que te ayudarán a organizar y optimizar los procesos de manera exitosa.

Define tus objetivos SMART.

EL modelo de "Objetivos SMART” te ayudará a definirlos para que sean eficientes.

  • Specific (Específico): El objetivo debe ser lo más concreto posible. Cuanto más detallado sea, mejor será su comprensión.
  • Measurable (Medible): El objetivo tiene que ser medible. Es necesario que definas claramente el método o sistema de medición, estableciendo los indicadores a emplear para evaluar el grado de cumplimiento del objetivo.
  • Attainable (Alcanzable): El objetivo debe ser realizable, ambicioso pero no imposible de lograr. Se trata de salir de tu “zona de comfort”, de luchar por algo que parece difícil pero alcanzable, pues de lo contrario causará frustración y desánimo.
  • Realist (Realista): Debes tener objetivos que se puedan lograr con las herramientas de las que dispones, que estén dentro de tus posibilidades y en sintonía con tus valores y motivación por lograr dicho objetivo.
  • Timely (Tiempo): Hay que tener establecido un plazo concreto. Cada objetivo debe estar definido en tiempo y forma, ya que eso te ayudará a marcar las distintas etapas que te permitirán llegar a la meta propuesta. 
Es importante considerar que los objetivos de tu estrategia deben estar perfectamente alineados con los objetivos y las metas de tu negocio. De este modo, evitaras consumir recursos importantes que pongan en riesgo la continuidad del mismo.

Analiza tu audiencia.

Dirígete a un público específico para lograr un mejor resultado.

Aprende a analizar tu audiencia y la de tu competencia para conocer sus gustos y necesidades y poder crear un contenido exitoso. El reto es producir el mensaje perfecto, para la audiencia indicada, en el momento preciso.

Algunos puntos de partida para describir a tu audiencia son:

  • Información demográfica (edad, ubicación, ingresos, actividad laboral).
  • Intereses, motivaciones, aspiraciones.
  • Personalidad.
  • Hábitos de consumo.
  • Hábitos de uso de Internet y otros medios.
Una vez que conozcas un poco más a tu audiencia, utiliza esa información para crear perfiles completos de tu consumidor ideal. Asegúrate de tener siempre presente esta información a lo largo de la estrategia.

Analiza a tu competencia.

Esta es una forma de identificar fortalezas y debilidades en el mercado que te evitarán caer en el error de repetir lo que otros ya han hecho mal.

Empieza por hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Quién es mi competencia?
  • ¿Cuál es la calidad del producto o servicio que ofrecen?
  • ¿Cuáles son sus estrategias de mercadeo y ventas?
Identifica las opiniones de los usuarios, lee foros de discusión, reviews y comentarios en redes sociales. Identifica las áreas de oportunidad que tiene tu negocio para diferenciarse y orienta tu estrategia para poder potenciar tus virtudes y sacar provecho de la situación actual de tu competencia.

Define y analiza tu “embudo de conversión”.

Define los distintos pasos que tiene que dar un usuario para cumplir un objetivo dentro de tus plataformas online.

 Embudo de conversión

Analizar a detalle este proceso te servirá para determinar el porcentaje de pérdida de usuarios en cada uno de los pasos, así como los puntos que se pueden optimizar para lograr el cumplimiento del mayor número de objetivos.

Determina los canales y las herramientas de marketing digital que necesitarás.

Definir las herramientas que vas a utilizar en tu estrategia puede llegar a ser abrumador. Empieza por hacer una auditoría de los medios que ya utilizas y analiza las opciones que puedas incorporar para potenciar tus herramientas actuales y cumplir tus objetivos.

Crea una propuesta de valor.

Independientemente del tipo de negocio que tengas, del producto o servicio que ofreces, la propuesta de valor es clave para alcanzar el éxito. Emplea un gancho irresistible para despertar la curiosidad de las personas y lograr que te diferencíen de la competencia.

Para definir tu propuesta de valor, empieza por identificar los puntos clave que ofrece tu empresa para el cliente:

  • Haz una lista de los beneficios y del valor de tu producto para tus clientes.
  • Identifica qué hace diferente tu propuesta de negocio del de la competencia.

 

Con la información anterior, concentra tu propuesta de valor en 2 elementos esenciales que puedas transmitir de manera efectiva:
  • Un título que describa el beneficio que ofreces.
  • Un texto descriptivo, donde detalles brevemente lo que ofreces, a quién y porqué.

Optimiza la experiencia del usuario.

Reduce los elementos que puedan generar frustración o incomodidad a tus visitantes. Diseña una ruta clara y sencilla para que tus clientes cumplan su objetivo; así como un lenguaje que sea atractivo y fácil de entender. De esa manera lograrás tener mensajes impactantes y plataformas funcionales.

Define pruebas de mejora continua.

Pruebas y mejora es la dicotomía por excelencia del mundo digital. Utilizar herramientas de medición de comportamientos de los usuarios te permite integrar los resultados de tus pruebas y experimentos de manera eficaz en tu producto o servicio digital.

En ocasiones las variaciones más pequeñas como un cambio en el tamaño de la fuente, el color de un botón, o el cambio de posición de un llamado a la acción (en el caso de un sitio web) son suficientes para lograr exponenciar los resultados en el cumplimiento de los objetivos de tu web.

Google Optimize
Las pruebas A/B son el ejemplo perfecto de una técnica de mejora continua que permite realizar evaluaciones con los visitantes reales de un sitio web, para medir de manera constante la mejor versión de tu sitio web. Haz uso de herramientas como Google Optimizer y exprime todo el potencial de tus herramientas digitales.

 

Mide y analiza constantemente los resultados.

Siguiendo la línea de la estrategia, y tomando en cuenta los objetivos planteados al inicio de esta, es momento de empezar a medir los resultados. Lo ideal es medir una serie de aspectos tanto cuantitativos como cualitativos.

  • Verifica si tu público recuerda el mensaje de tu marca.
  • Evalúa la claridad del consumidor con respecto a tu producto o servicio.
  • Identifica tus KPI´s (key performance indicators) y haz una comparativa periódicamente para analizar y comparar los resultados de tus esfuerzos con respecto al cumplimiento de tus objetivos.

Finalmente, representa esta información gráficamente en un “embudo de conversión”, donde podrás revisar claramente tu retorno de inversión (ROI) de la estrategia de marketing digital. Esto te permitirá visualizar los resultados “más allá” de los resultados en “likes” o el “alcance” de tu marca. Y así, optimizar los resultados para que cada vez sean mejores.


Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.



COMENTARIOS


No hay comentarios para mostrar en este post.

DEJA UN COMENTARIO


Suscripción al Blog